Reparar mangos de sartenes
danielperez.webcindario.com  Ing. Daniel Pérez LW1ECP  danyperez1 { arrroba } yahoo.com.ar


Si se rompió o quemó el mango de una sartén u olla, y no se tiene la suerte de conseguir el repuesto de bakelita correspondiente, probemos de reemplazarlo con una buena madera dura (cuidando que no le llegue el fuego directo). Lo complicado puede ser cómo asegurarla convenientemente. Cuatro casos:

 

Una madera muy resistente al agua es el palo de escoba, comúnmente hecho de guatambú. Aquí bastó rebajarlo un poco para entrar en el espacio del original:

 

 

En este se echó mano a algo que parecía un prototipo de cucharón que habían tirado por ahí. No recuerdo por qué razón le tuve que agregar una funda de chapa en el extremo. Los dobleces se marcaron golpeando suavemente con un cortafierro, luego se acentuó el doblez con una pinza, y los dobleces más internos con una pinza pico de loro:

 

 

Esta otra sartén ni siquiera tenía la pieza metáliza donde agarrar el mango. Se fabricó abriendo un tramo de caño:

 

 

Esta otra tiene una forma poco inteligente de agarrar el mango. Esa espiga cilíndrica hace que el mango, ya sea el original o casero, termine por girar haciendo imposible controlar la horizontalidad de la sartén. La solución fue agregar un tramo de caño cuadrado con un ancho interno un poco menor que la saliente de la sartén, y limar ésta en forma cuadrada para que calce el caño y no gire. Otra alternativa hubiera sido usar un caño cilíndrico, hacer una perforación lateral en la saliente, e insertar un prisionero que los atraviese.

 

 

<eof>