Las PC no sólo sirven para correr (mejor dicho, gatear) Güindous

danielperez.webcindario.com  Ing. Daniel Pérez LW1ECP  danyperez1 { arrroba } yahoo.com.ar


Veremos cómo reciclar el gabinete de una vieja PC para un trabajo manual muy específico, pero que tal vez alimente la imaginación del lector para encarar otras aplicaciones.
Heladera de una persona que pidió permanecer en el anonimato. El frasco de la derecha impide agregar un estante, y el espacio sobre la olla se desperdicia.

 


Se decidió fabricar un medio estante con chapa. La hojalata común es demasiado enclenque. Las de los gabinetes de PC son bastante fuertes (0,8 mm) y pintadas a fuego, no se descascaran fácilmente (en una heladera es inadmisible la generación de partículas tóxicas).

 


Tras decidir el formato del estante y sus laterales de apoyo, se trazan líneas sobre el gabinete, de forma de aprovechar sus dobleces y agujeros para nuestras necesidades.
Se corta con sierra de 32 dientes, la más adecuada para metales duros.

 


Los trozos que se aprovechan son los de la izquierda. Se realizaron 3 perforaciones en el grande. Se pintó con convertidor blanco únicamente los agujeros y los bordes por donde se serruchó,
ya que en esos lugares el hierro quedó al desnudo y se oxidaría.

 


Los “remaches pop” son una forma práctica de unir piezas, evitando tener que usar tornillo y tuerca, y no se aflojan con las vibraciones.
Se agregó arandelas del lado interno porque los agujeros originales del gabinete eran demasiado grandes.

 


El estante terminado. La foto engaña, la chapa no está apoyando en la guía de la heladera. Recalcamos que no hubo que hacer ningún doblez, los dos que posee a lo largo ya eran parte del gabinete. Además, las pestañas de encastre con el frente de la PC, ayudaron a darle más fortaleza al estante.

 

 

<eof>